El primer día de colegio

A pesar de que los más pequeños ya empezaron hace unos días la guardería o escuela infantil, hoy es el día oficial de entrada para miles de niños en Educación Infantil y Primaria, por ello queremos hoy hablaros de este tema. No pretendemos daros consejos ni nociones básicas (esto ya os lo habrán dicho en el cole) simplemente relatar lo que posiblemente se ha vivido hoy en el hogar de muchas familias españolas.

 Empezaremos por la mañana: (El horario o la secuencia de los actos variará según casas, pero por lo general este viene siendo el resumen)

8:00 hrs. Ha llegado la hora, tras varios meses durmiendo hasta que han querido (excepto los madrugadores por naturaleza), hoy tienen que madrugar porque empiezan el cole.

8:05 hrs.  A lavarse la cara. y eliminar todas esas legañas y caras de sueño.

8:10 hrs. A reponer fuerzas con un buen vaso de leche y aquellos más comilones unas galletas, cereales, etc.

8:25 hrs. Llega la hora de vestirse, uniformes, chandal, vaqueros, según colegios. Posteriormente a peinarse, echarse colonia y listos.

8:30 hrsUy, se nos olvidaba, preparar la mochila con el desayuno y una botellita de agua.

¡¡¡LISTOS!!! Hacia el cole.

Llegados al colegio, los reencuentros con los viejos amigos si es el segundo año de colegio o escuela infantil o por el contrario el nerviosismo de encontrar nuevos compañeros e incluso nuevos profesores.

Hasta aquí todo perfecto, el niñ@ sigue estando con su mamá y todo lo que se le ha contado hasta ahora sobre el cole no le preocupa porque sigue estando arropado por ella, ahora bien ¿Qué ocurre cuando lo dejamos en la clase a merced de su suerte y gente que no conoce? Pues bien, a partir de aquí ya no es como hasta ahora donde en la mayoria de los hogares se vivia una situación parecida, a partir de aquí cada niño reaaciona de una forma y cada mamá también. Os vamos a detallar algunas de las posibles situaciones que se han vivido hoy en miles de puntos de la geografía española. 1. El caso de Marta  (Uno de los más comunes)

Camina hacia la clase cogida de la mano de su madre, no quiere ver nada a su alrededor y con carita de susto aprieta fuerte la mano de su madre como queriendo decir: “no me sueltes aquí…”. Llega a la puerta y su mamá le da un beso y la deja con la profesora, la pequeña Marta se aferra a las faldas de su madre y es la pobre profesora la que temiendo lo peor se ve obligada a arrancar a Marta de las piernas de su madre para cogerla en brazos y consolarla al mismo tiempo que tiene a 5 niños más llorando tras la puerta. Este es el sentimiento de Marta, pero ¿y el de la mamá? Pues bien la mamá se queda sufriendo (y llorando también en más de un caso) alejándose y viendo como su pequeña Marta llora desconsolada en brazos de una “extraña” de momento.

2. El caso de Pablo. (También es bastante común)

Pablo llega al cole como Marta, vergonzoso, tímido y cogido de la mano de su madre, pero en este caso está más receptivo, observa que tiene a su alrededor y cuando su mamá le da un beso y lo deja con la profesora, éste con carita de pena dice adios a su madre pero se resigna a pasar la mañana alejado de la persona a la que más quiere. Su mamá se queda tranquila aunque preocupada porque la carita de Pablo no desprendía alegría ni felicidad.

  3. El caso de Sofia.

Sofía llega al cole corriendo, saltando, alimentándose de todo lo que ve alrededor y ansiosa por descubrir un mundo nuevo en esta nueva etapa de su vida, entra sola a la clase, saluda a la profesora y se despide de su madre con un beso y una sonrisa. Parece perfecto, ¿no? Pues bueno, lo és y la mamá se queda contenta por un lado, pero por otro le inquieta el hecho de pensar que su hija ya no depende tanto de ella y alza el vuelo en solitario.

4. El caso de Juan

Por último está Juan, llega como Pablo, tímido y vergonzoso  y de la mano de su madre, quiere entrar solo pero no se atreve (se debate entre el sí y el no) finalmente entra en clase como con cara de pocos amigos y bueno, parece ser que todo funciona, hasta que entra Jose, que al igual que Marta tiene que ser arrebatado de los brazos de su madre y el pobre Juan que parecía quedarse en lugar seguro, sigue los pasos de Marta y Jose y empieza a llorar queriendo irse de nuevo con su madre. La mamá en este caso tras el alivio de ver que su hijo se quedaba tranquilo, empieza a preocuparse porque la incertidumbre de saber como estará su hijo le durará toda la mañana.

Bueno estos son algunos de los casos, ahora mamis, todas a por vuestros hijos, que por las horas que son estarán a punto de salir del cole.

Ánimo a todas aquellas mamas de niños como: Marta, Juan y José, son solo los primeros dias, luego todos van contentos al cole.