Beneficios para los niños de tener una mascota en casa

Hola a todas de nuevo,

No sabemos si vuestros peques os lo han pedido ya, pero es algo a los niños les encanta y es que tener una mascota en casa les apasiona, bien sea un pez, un gato, un pajarito, un perro o cualquier otro animal de compañía suele hacer feliz a cualquier niño.

Bebes-y-mascotas-Belino

Sigue leyendo

Disfraces DIY Carnaval para los más peques de la casa

Hola a todas,

Se acercan Carnavales y en colegios y guarderías empiezan con los preparativos de los disfraces, hay incluso mamis que sin llevar a sus hijos a la guardería les gusta vestirlos por Carnavales, pues en zonas como Cádiz, Tenerife, etc, hay mucha tradición con el Carnaval, tradición que poco a poco se está extendiendo a todo el país.

Carnaval 2014

Y como sabemos que a los peques les encanta disfrazarse y a muchas mamis verlos disfrazados, pues ahí van unas propuestas de disfraces DIY (Do it yourself) lo que es lo mismo “disfraces caseros”, de esta manera ahorraréis un poquito, ya que hay mucha gente que no le viene bien gastarse mucho dinero en un disfraz que solo van a utilizar un año.

Os hemos hecho una selección de algunos muy chulos y muy facilitos.

1. Blancanieves

Todo un clásico de Princesas Disney que a  vuestras hijas les encantará.

Blanca Nieves

Además este viene con vídeo, de manera que os será más fácil realizarlo, miradlo y veréis lo rápido que lo podéis hacer.

 

Visto en Ohmotherminediy



2. Batman

Ningún peque se resistirá a uno de los súper héroes favoritos.

Batman

 

Visto en Ohmotherminediy y Handbox

 Y el vídeo aquí:

 



3. Disfraz película Up

Y como lo de las películas también les encanta, ¿Por qué no rememorar una que en los últimos años ha tenido mucho éxito?

uP

Visto en Manualidades Facilísimo. 

4.  De caracol

Porque a los niños les encantan los animales, ahí va uno bien sencillo y además perfecto para hacer con materiales reciclados.

Caracol

Visto en Oh Happy Day

5. De semáforo

Este es muy sencillo y además comodísimo.

Semaforo

Visto enCanarias Free

6. De Pulpo

Este es fácil, fácil, fácil y además original.

Pulpo

Visto en Serpadres.

7. Harrpy Potter

Y nuestra última propuesta no podía ser otra que el mago más querido por los niños: Harry Potter

Harry potter

Visto en Paperblog

Seguro que hay disfraces más originales, bonitos e incluso económicos, pero esta es una seleccíón de aquellos que nos han parecido más fáciles de hacer, si tienes alguna otra propuesta pásanosla por favor.

¿Cuál de todos os ha gustado más?

 

La verdadera historia de los Reyes Magos y la magia de esa noche.

Esta noche es sin duda la noche más mágica del año para todos aquellos niños y como no, para aquellos mayores que tenemos hij@s. La verdad es que sería perfecto que durase para siempre, pero no es así, por ello os vamos a contar una historia perfecta para que contéis a vuestros hij@s cuando descubran la verdad sobre esta noche y que al mismo tiempo les sirva para no sentirse defraudados. Ahí va:

La verdadera historia de los Reyes Magos

 Raúl de 9 años llega con carita de pena a su padre y le dice:

– ¿Papá?

– Sí, hijo, dime

– Oye, quiero… que me digas la verdad.

– Raúl, hijo, sabes que intento no mentirte nunca.

– Ya, pero es que no se como decirte esto…

– No te preocupes hijo, empieza por el principio.

Hijo pensativo

– Papá, ¿existen los Reyes Magos?

La sorpresa del padre y la madre de Raúl fué tal que antes de contestar Raúl le dijo:

– Mis amigos dicen que son los padres. ¿Es verdad?

La nueva pregunta todavía lo dejo más boquiabierto y tragando saliva, dijo:

– A parte de lo que digan tus amigos, ¿tu que crees?

– Yo no se, papá: que sí y que no. Por un lado me parece que sí que existen porque tú no me engañas; pero por otro lado…

– Mira, hijo, efectivamente son los padres los que ponen los regalos pero…

– ¿Entonces es verdad? -cortó Raúl con los ojos humedecidos-. ¡Me habéis engañado!

– No, mira, nunca te hemos engañado porque los Reyes Magos sí que existen -respondió el padre cogiendo con sus dos manos la cara de su hijo.

– Entonces no lo entiendo, papá.

– Siéntate, y escucha esta historia que te voy a contar porque ya ha llegado la hora de que puedas comprenderla, sólo a cierta edad se puede contar -dijo el padre, mientras señalaba con la mano el asiento a su lado.

Raúl se sentó entre sus padres ansiosa de escuchar cualquier cosa que le sacase de su duda, y su padre se dispuso a narrar lo que para él debió de ser la verdadera historia de los Reyes Magos:

Cuando el Niño Dios nació, tres Reyes que venían de Oriente guiados por una gran estrella se acercaron al Portal para adorarle. Le llevaron regalos en prueba de amor y respeto, y el Niño se puso tan contento y parecía tan feliz que el más anciano de los Reyes, Melchor, dijo:

Los 3 Reyes Magos

– ¡Es maravilloso ver tan feliz a un niño! Deberíamos llevar regalos a todos los niños del mundo y ver lo felices que serían.

– ¡Oh, sí! -exclamó Gaspar-. Es una buena idea, pero es muy difícil de hacer. No seremos capaces de poder llevar regalos a tantos millones de niños como hay en el mundo.

Baltasar, el tercero de los Reyes, que estaba escuchando a sus dos compañeros con cara de alegría, comentó:

– Es verdad que sería fantástico, pero Gaspar tiene razón y, aunque somos magos, ya somos ancianos y nos resultaría muy difícil poder recorrer el mundo entero entregando regalos a todos los niños. Pero sería tan bonito.

Los tres Reyes se pusieron muy tristes al pensar que no podrían realizar su deseo. Y el Niño Jesús, que desde su pobre cunita parecía escucharles muy atento, sonrió y la voz de Dios se escuchó en el Portal:

– Sois muy buenos, queridos Reyes Magos, y os agradezco vuestros regalos. Voy a ayudaros a realizar vuestro hermoso deseo. Decidme: ¿qué necesitáis para poder llevar regalos a todos los niños?

– ¡Oh, Señor! -dijeron los tres Reyes postrándose de rodillas. Necesitaríamos millones y millones de pajes, casi uno para cada niño que pudieran llevar al mismo tiempo a cada casa nuestros regalos, pero no podemos tener tantos pajes, no existen tantos.

portal del belem

– No os preocupéis por eso -dijo Dios-. Yo os voy a dar, no uno sino dos pajes para cada niño que hay en el mundo.

– ¡Sería fantástico! Pero, ¿cómo es posible? -dijeron a la vez los tres Reyes Magos con cara de sorpresa y admiración.

– Decidme, ¿no es verdad que los pajes que os gustaría tener deben querer mucho a los niños? -preguntó Dios.

– Sí, claro, eso es fundamental – asistieron los tres Reyes.

– Y, ¿verdad que esos pajes deberían conocer muy bien los deseos de los niños?

– Sí, sí. Eso es lo que exigiríamos a un paje -respondieron cada vez más entusiasmados los tres.

– Pues decidme, queridos Reyes: ¿hay alguien que quiera más a los niños y los conozca mejor que sus propios padres?

Los tres Reyes se miraron asintiendo y empezando a comprender lo que Dios estaba planeando, cuando la voz de nuevo se volvió a oír:

– Puesto que así lo habéis querido y para que en nombre de los Tres Reyes Magos de Oriente todos los niños del mundo reciban algunos regalos, YO, ordeno que en Navidad, conmemorando estos momentos, todos los padres se conviertan en vuestros pajes, y que en vuestro nombre, y de vuestra parte regalen a sus hijos los regalos que deseen. También ordeno que, mientras los niños sean pequeños, la entrega de regalos se haga como si la hicieran los propios Reyes Magos. Pero cuando los niños sean suficientemente mayores para entender esto, los padres les contarán esta historia y a partir de entonces, en todas las Navidades, los niños harán también regalos a sus padres en prueba de cariño. Y, alrededor del Belén, recordarán que gracias a los Tres Reyes Magos todos son más felices.

Cuando el padre termino de contar esta historia, Raúl se levantó y dando un beso a sus padres dijo:

– Ahora sí que lo entiendo todo papá. Y estoy muy contento de saber que me queréis y que no me habéis engañado.

Y corriendo, se dirigió a su cuarto, regresando con su hucha en la mano mientras decía:

– No sé si tendré bastante para compraros algún regalo, pero para el año que viene ya guardaré más dinero.

Y todos se abrazaron mientras, a buen seguro, desde el Cielo, tres Reyes Magos contemplaban la escena tremendamente satisfechos.

Regalos

Si te ha gustado esta historia y lo que significa, compártela y ayúdanos a difundirla para que ningún niño deje de creer en esta magia.