Causas y consecuencias de los problemas del sueño infantil

Hola mamis,

Hoy se celebra el Día Mundial del Sueño,esta fecha se viene celebrando gracias a la  Asociación Mundial de Medicina del Sueño (WASM) con el objetivo de informar y sensibilizar sobre la importancia que tiene una buena calidad de sueño sobre la salud, sobretodo en los bebes y en lo necesario que es crearles desde pequeños un buen hábito de sueño.

Dia mundial del sueño

En su día ya os hablamos en nuestro post sobre La importancia del sueño del bebé y como mejorar estos hábitos de sueño, pero hoy os vamos a hablar sobre las causas y sobretodo las consecuencias que acarrean el no tenerlo.

Causas del mal sueño infantil.

1. No atender a unas rutinas asociadas al sueño desde pequeño.

En muchas ocasiones muchos padres (sin ninguna mala intención por supuesto) prolongan la edad en la que el bebé debe empezar a tener unas rutinas asociadas al sueño, como: dormir en su habitación y cunita desde los 6 meses de vida, como optar como solución a un despertar nocturno el quedarse a su lado toda la noche, como no pautar unos horarios continuados, ni seguir la misma rutina todos los días.

2. Debido a una larga enfermedad.

En ocasiones tras una larga enfermedad o intervención quirúrjica muchos bebes han dormido con sus padres durante un largo periodo de tiempo y por supuesto el bebé se ha acostumbrado a ello, esto les genera posteriormente una inseguridad al tener que dormir solo.

3. Debido a un entorno poco favorable.

Para un correcto sueño el bebé debe dormir en un entorno saludable y agradable, esto pasa por una habitación limpia y con la temperatura adecuada.

Habitación en condiciones

4. Debido a una mala alimentación.

La alimentación del bebé también es importante, en cuanto a la cantidad tanto por exceso como por defecto puede provocar que el bebé no descanse adecuadamente ni duerma las horas suficientes.

Bebe mamando

5. Debido a algún problema de salud que le impida dormir bien.

En ocasiones algunos problemas de salud, como los cólicos del lactante, reflujos gastroesofágicos, apnea del sueño, etc pueden ocasionar transtornos en el sueño del bebé. Si vuestro bebé consideráis que tiene alguno de estos problemas en recomendable que lo valore su pediatra.

6. Cambios de residencia.

Muchas otras veces el hecho de la movilidad geográfica que supone los cambios de residencia hacen que los bebes no estén acostumbrados al nuevo entorno y dificulten también el sueño del bebé.

Todo esto son las causas por las que un bebé no puede adquirir un buen hábito del sueño, pero ahora os vamos a contar las consecuencias que se derivan de esos malos hábitos y que pueden traer graves problemas de salud y de adaptación en años posteriores.

Consecuencias del mal sueño infantil.

1. Cansancio, irritabilidad y mal humor en padres y bebés.

Evidentemente un bebé que no duerme bien, al día siguiente estará cansado, irritable y de mal humor, esto hace que el día a día suponga un gran problema de convivencia diaría en el entorno familiar. Por otro lado, este mal sueño del bebé provoca que los progenitore tampoco descansen lo suficiente y que a lo largo del día el mismo cansancio les lleve a situaciones de tensión entre los mismos adultos y también para con los niños.

Bebe agotado

2. Fracaso escolar en edades más avanzadas.

Cuando un bebé no adquiere desde una temprana edad unos buenos hábitos del sueño, es muy probable que duerma mal durante toda su infancia, esto hace que edad escolar baje su rendimiento, debido a la falta de atención provocada por el cansancio.

Fracaso escolar

3. Problemas de salud

A la larga un mal hábito del sueño puede provocarles de mayor problemas de crecimiento, dolores de cabeza y jaquecas, problemas de obesidad, etc.

4. Inseguridad en sí mismo y timidez

Varios estudios demuestran que también es muy probable que los niños que sufren alteraciones del sueño sean en un futuro personas inseguras y tímidas y por ello tengan en ocasiones dificultades de adaptación social.

Niño excluido

Ahora que habéis leído todo esto, contadnos vuestra experiencia con el sueño de vuestro bebé.

Fuente: Salud.es, Somospacientes.com, Padresfacilisimo.com, Dormirbien.info

La importancia del sueño del Bebé

Buenas tardes,

Hoy 15 de marzo de 2013 se celebra el Día Mundial del Sueño que bajo el lema “Duerme bien, envejece sano” nos pretende concienciar de la importancia de dormir las horas recomendadas y tener unos buenos hábitos de sueño. 

Bebe durmiendo

Cómo es un tema que inquieta bastante a las madres y además es conveniente que el bebé adquiera unos hábitos de sueño desde pequeño, aquí os pasamos unas pequeñas pinceladas a tener en cuenta para que vuestro hijo duerma las horas necesarias y contribuir así a su buen desarrollo físico y mental.

1. El sueño del Bebé no es igual que el del adulto. 

En las primeras semanas de vida igual observáis que vuestro bebé al dormir realiza movimientos, muecas, gestos, incluso algún sonido y podéis pensar que está intranquilo, pero no os preocupéis, se denomina el sueño activo y no es necesario cogerlo al brazo ya que realmente ni está incómodo, ni le es imposible dormir, pronto pasará al sueño tranquilo.

Bebe en su cunita

2. Al principio no distinguen día y noche.

En las primeras semanas de vida,  ellos todavía no distinguen el día de la noche, por eso es conveniente que en las siestas diurnas se acostumbren a la luz y a los pequeños ruidos cotidianos, frente al silencio y oscuridad de la noche, poco a poco irá diferenciándolos y creando sus etapas de sueño diurno y nocturno. Para los primeros meses de vida,  son ideales las minicunas que te permiten tener al bebé por donde tu estés, de manera que lo tienes controlado y expuesto a ese ruido y luz diaria, como la minicuna Dudu de Belino Evo. 

Mini cuna Dudu Belino Evo

3. Un buen ambiente es primordial.

Es importante que la temperatura de la habitación sea la adecuada, ni frío, ni calor y recomendable no ir cambiando al bebé de habitación, salvo situaciones necesarias, como traslado, mudanza, etc. Si el bebé se siente más seguro durmiendo con algún peluche podéis incluso ponerle un nombre desde bien temprano y llamarlo por su nombre, él a mitad noche cuando se despierte lo notará a su lado y se sentirá seguro.

Bebe con peluche

4. Crea unas rutinas que le ayuden a identificar la hora del sueño.

Es conveniente antes de acostarlos por la noche seguir un mismo ritual o crear unas rutinas que hagan que el bebé poco a poco las asocie con el sueño, por ejemplo a las 8:00 de la noche le podéis empezar a bañar, para que así se relaje y aleje de la actividad  provocada durante el día, posteriormente cena (pecho, biberón, lo que corresponda), un poco de cuento, hablarle, alguna actividad relajante y finalmente a dormir. Si a diario seguís esas pautas, vuestro hijo irá asimilando esas rutinas y las asociará al sueño nocturno.

Leyendo un cuento

5. Las horas adecuadas de sueño. 

Y por último la pregunta que os hacéis muchas madres ¿Cómo se que mi hijo duerme las horas adecuadas?. Es muy relativo porque hay niños que para realizar las actividades diarias necesarias requieren más descanso que otros, no obstante existen tablas de horario de sueño que os pueden orientar, hay muchas y diversas, pero todas muy similares, por lo tanto hora arriba hora abajo de estas tablas no os debe preocupar.

Horas de sueño nocturno Horas de sueño

 

¿Cómo va el sueño de vuestros hijos? ¿Os dejan dormir? 

Via: Familia y salud,  Baby Center, Cuidando a tu bebe,